martes, marzo 23, 2010

acudimos a la cita del equinoccio en Cabeceras de Izcagua

El pasado 20 de marzo de 2010 madrugamos para subir a las cumbres de La Caldera de Taburiente a admirar uno de los momentos más sagrados para los antiguos pobladores, la salida del Sol por detrás de la montaña más alta de la Isla, desde un punto muy específico, en el marcador solar de Cabeceras de Izcagua que los awara construyeron amontonando piedras.

Esperando la salida del Sol

En los momentos previos, una aureola de luz corona la alta montaña y nos anuncia el estallido de luz

Momento estelar. Se repite el ciclo temporal. El Sol acude siempre a su cita