martes, agosto 03, 2010

La UNESCO permitirá que los lugares de interés astronómico puedan declararse patrimonio de la humanidad


La decisión, adoptada hoy en Brasilia (Brasil), es fruto de la aprobación formal de un estudio sobre Astronomía y Patrimonio Mundial que ha contado con la participación del IAC
Las antas alentejanas, los monumentos talayóticos de Menorca, los observatorios astronómicos construidos en la época de Carlos III en Madrid o San Fernando, o los santuarios de alta montaña de los aborígenes canarios son algunos de los puntos de interés en el patrimonio astronómico y arqueoastronómico en España
Desde la Edad de Piedra hasta la era espacial, el ser humano siempre ha mirado el cielo. Esta unión no sólo ha aportado conocimientos sobre el universo, sino también un patrimonio que va desde la época de los calendarios mayas o las tablas mesopotámicas hasta el presente. Por primera vez, esta herencia científica podrá ser considerada patrimonio de la humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La 34ª reunión del Comité de Patrimonio Mundial de la organización, que ha concluido hoy martes en Brasilia (Brasil), ha aprobado un estudio que define los criterios para poder incluir los lugares de interés astronómico y arqueoastronomíco dentro de la Lista del Patrimonio Mundial.

El estudio, publicado por la Unión Astronómica Internacional (IAU) y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), ha contado con el apoyo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la iniciativa Starlight-IAC, con la que el centro busca la defensa de la calidad de los cielos nocturnos y el derecho general a la observación de la estrellas.
El investigador del IAC Juan Antonio Belmonte, que ha participado en el estudio, resume las oportunidades que abre la decisión de UNESCO: El estudio establece las bases para que gobiernos e instituciones puedan presentar la candidatura de monumentos o lugares de especial interés astronómico y arqueoastronómico. Con estos mismos criterios, los responsables de UNESCO evaluarán y, en su caso, aprobarán la inclusión de los candidatos en la lista de lugares patrimonio de la humanidad.
En sus más de 500 páginas, los autores detallan las múltiples características que podrían conferir a un monumento funerario, a un paraje natural o a una colección de manuscritos astronómicos, entre otras muchas manifestaciones, la consideración de patrimonio de la humanidad. "La Astronomía es una parte clave dentro del patrimonio cultural y natural del ser humano. Reconocer este extremo de forma oficial nos permitirá identificar y clarificar el valor astronómico en el contexto de la Convención de Patrimonio Mundial", explica Clive Ruggles, responsable del grupo de trabajo sobre Astronomía y Patrimonio de la Unión Internacional de Astronomía y editor del estudio.

La decisión de UNESCO abre la puerta a que muchos lugares en el mundo opten a su inclusión en el Listado del Patrimonio Mundial. Belmonte, que dirige en el IAC el proyecto Arqueoastronomía, cita alguno de los parajes españoles que podrían llegar a recibir esta consideración: "España conserva muchos puntos de interés. Tal es el caso de los monumentos talayóticos de la isla de Menorca, los observatorios construidos durante el reinado de Carlos III o los santuarios de alta montaña que crearon los aborígenes canarios". El investigador del IAC también alude al conjunto de 177 antas, tumbas megalíticas distribuidas entre Extremadura y la región portuguesa de El Alentejo cuya orientación sigue de forma casi exacta las diferentes posiciones del Sol al amanecer.
Sin embargo, el trabajo no sólo permitirá aumentar la lista de lugares patrimonio de la humanidad. "El estudio también posibilita que se haga una nueva evaluación del valor de algunos monumentos que ya forman parte de este listado", apunta la coordinadora de la Iniciativa Temática Astronomía y Patrimonio Mundial de UNESCO, Anna Sidorenko-Dulom. Podría ser el caso, por ejemplo, de la conocida construcción megalítica de Stonehenge, en Inglaterra, o de la mezquita de Córdoba en España.
 

Lo decimos con toda claridad, la isla de La Palma es uno de los lugares mejor estudiado en el mundo en el sentido que propone la UNESCO.
En 2006 realizamos un inventario de 168 estaciones rupestres explicando su vinculación con las posiciones extremas del Sol (solsticios), unos pocos relacionados con las posiciones intermedias (equinoccios) y otros con algunas de las montañas más destacadas de la geografía insular (Bejenao y Pico de la Nieve). En los últimos cuatro años hemos ampliado este inventario, incluyendo como novedad los surcos de La Caldera.

También realizamos el inventario de los amontonamientos de piedras de las cumbres de La Caldera y su doble religación con los pùntos más elevados de los picos y el primer Sol del año (amanecer del solsticio de invierno, el 21 de diciembre) y el inventario de lugares con canales y cazoletas, claramente relacionadas al proyectar su soporte una dirección hacia el Sol del verano (otros y ocasos dependiendo de la vertiente de la Isla).

También hemos demostrado la existencia de dos marcadores astronómicos (Las Lajitas y Cabeceras de Izcagua) y su vinculación con el Sol y la Luna.

Después del verano publicaremos otro gran descubrimiento a nivel de Canarias, la vinculación de 4 yacimientos rupestres en La Palma, 1 en La Gomera y 1 en El Hierro con una estrella.

A partir de ahora comenzará a cumplirse uno de nuestros designios: "Primero te ignoran, pronto te desprestigian, luego discuten tus ideas y más tarde se las apropian"

Muy pronto (no se cuanto tiempo) vendrá alguien y empezará a descubrir lo que ya estaba descubierto y será el encargado de realizar los inventarios correspondientes, etc, etc. Asumimos que esto es así.

1 comentario:

JoseTomas dijo...

no lo sigan asumiendo...sigan venciendo